La ermita de San Roque

Obras para para asegurar la estabilidad y estanqueidad del conjunto, restaurando la cubierta y los muros portantes exteriores.

Historia

La ermita de san Roque ubicada en el actual distrito de Fuencarral, se levantó en las postrimerías del siglo XVI entre los años 1598-1599, como ofrenda al santo taumatúrgico ante la peste de 1599. Se edifica en terrenos donados por la familia fuencarraleña de los Montes. Es un edificio de una arquitectura sencilla,  de una nave, refiriéndose a ella como pequeña y, en ningún documento, se hace referencia a estancias anejas. La obra de la ermita es fábrica mixta de encofrado de barro entre machos y verdugadas de ladrillo.

Parece que la ermita contó con una cubierta original que fue sustituida por el actual almizate de laceria. Su sobrio interior conserva en la armadura de madera original, con trazado de lacería, esta estructura de techado podría ser incluso más antigua que la propia ermita, siendo reaprovechada de otro templo posiblemente desaparecido.

 Madrid capital solo cuenta con tres armaduras de lazo. La de santa María la Blanca en Canillejas, sin duda la mejor y más completa. Hay otra en San Nicolás de los Servitas, junto a la calle Mayor, y la tercera en la ermita de San Roque. De ahí la importancia de su conservación y rehabilitación.

La ermita incluye una estancia-vivienda trasera construida hacia 1766. Esta estancia trasera no fue nunca casa de ermitaño, se trata de la vivienda del guarda, que será trasformada eventualmente en hospitalillo ante la virulencia del cólera del año 1885, función que mantendrá atendiendo a viajeros y transeúntes, al menos, hasta final del siglo XIX. Su estado de conservación es precario, haciendo necesarios sucesivos trabajos de apuntalado.

A mediados del siglo XIX la parcela y la ermita pasan a manos del ayuntamiento, primero de Fuencarral y posteriormente de Madrid con la absorción por la capital de sus pueblos cercanos.

 

Características de la intervención

Actualmente presenta una patología con manifestaciones que afectan a la cubierta y a los muros portantes exteriores que precisaron de unas actuaciones de emergencia para asegurar la estabilidad y estanqueidad del conjunto, realizadas a finales del año 2016. Durante el año 2019 se realiza una intervención de restauración y consolidación para preservar, consolidar y mantener la estructura de lazo, como elemento histórico de valor indiscutible, a la vez que propiciar las condiciones de seguridad para el disfrute de la ermita como elemento tradicional, destacando la romería que allí se realiza cada 14 de agosto.

Periodo de ejecución: Nov/Dic 2016

Presupuesto: 185.574,06 .

 

La ermita de San Roque

 

La ermita de San Roque

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar