La Paloma de la paz

Escultura conceptual o abstracta

Esta obra forma parte del conjunto de esculturas que su autor tiene emplazadas en diversos espacios públicos de Madrid, todas instaladas en el distrito de Carabanchel en el año 1999. Dichas esculturas comparten el empleo del metal como material principal así como ciertas similitudes formales, pues todas ellas reproducen elementos reconocibles pero representados de modo conceptual o con formas abstractas: dos de ellas son figuras de palomas, otras dos son grupos familiares, y la última y menos figurativa, un madroño.
Su autor, José Antonio Barrios, es un escultor oriundo de Zaragoza; adquirió su formación en la escuela de artes y oficios de esta ciudad y también en ella tiene instalado actualmente su estudio-taller. En sus obras, realizadas habitualmente en madera o metal, son frecuentes los temas inspirados en la naturaleza, los instrumentos musicales y escenas humanas. Desde mediados de la década de los 80 el escultor ha realizado numerosas exposiciones, ha recibido varios premios internacionales y gran parte de su obra se encuentra actualmente expuesta de forma permanente en espacios públicos, colecciones privadas y diversas instituciones.

Autores

BARRIOS IBÁÑEZ, José Antonio (Escultor)

Fecha

1999

Galería de imágenes

Datos de localización y contacto

La Paloma de la paz
Dirección
C  Baleares,  MADRID 
Madrid
España
Barrio / Distrito
COMILLA / CARABANCHEL
Guardar en mi libreta de direcciones
40.39066252412101 , -3.71259388088166
Escultura conceptual o abstracta
Configuración pedestalPilar de sección circular y escasa altura, pintado de blanco.
Materiales: Hormigón, pintado.
Dimensiones: 0,75 x 0,35 x 0,35 m.
Entorno recinto propioLa escultura se encuentra ubicada en el centro de una pequeña rotonda, rodeada de setos bajos de coníferas, césped y parterres de flores.
Descripción formal

La escultura muestra la figura de una gran paloma de la paz, representada de forma conceptual. El contorno de la misma queda definido esquemáticamente por cuatro piezas triangulares y planas de metal, plegadas: las dos más grandes delimitan la silueta del cuerpo y la cabeza de la paloma, unidas por uno de sus vértices en el pico y separadas en su parte posterior formando la cola. Las otras dos, más pequeñas y dispuestas en el plano perpendicular a las anteriores, se curvan a ambos lados formando las alas, ligeramente asimétricas.
La figura se completa con dos aros y un pequeño cilindro de metal que dan forma a los ojos, de dimensiones desproporcionadas, y una ramita de olivo sujeta al pico del animal, quedando todas las piezas unidas en los escasos puntos de contacto que hay entre ellas mediante soldaduras. La escultura apoya sobre un único soporte metálico de forma cilíndrica estrechado en la base, unido a la figura por la parte que corresponde al vientre de la paloma y atornillado a un pequeño pilar de hormigón.

Dimensiones

2,3 x 3,8 x 1,6 m.

Materiales

Metálico, acero cortén.

Propiedad

Municipal.

Ficha en formato PDF

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar