Saltar navegación

La Mensajera

Estatua

La estatua se levanta en una plazuela del casco antiguo de Aravaca configurada por el ensanchamiento de la calle del Olivo a la altura del edificio de Telefónica al que se adosa aprovechando la discontinuidad del vial.
La Mensajera fue realizada en el año 2003 por el escultor Pedro Quesada, perteneciente a una familia con varias generaciones de arquitectos y artistas, y la entrañable imagen de la niña que la encarna en simbólica actitud de enviar mensajes y misivas liberando aves transportadoras es una recuperación de la memoria histórica del lugar, en el que estuvo anteriormente la oficina de Correos de Aravaca. La obra, junto a El buzón de las palabras, de Lucía Antonini, situada en la plaza de Carabanchel, y Tras Julia, de Antoni Sentín, colocada en la calle del Pez, fue ganadora del concurso convocado por el Ayuntamiento de Madrid y la Facultad de Bellas Artes para dar a conocer el trabajo de jóvenes escultores.

Autores

QUESADA SIERR, Pedro (Escultor)

Fecha

2003

Galería de imágenes

Datos de localización y contacto

La Mensajera
Dirección
C  Olivo,  27  MADRID 
Madrid
España
Barrio / Distrito
ARAVACA / MONCLOA-ARAVACA
Guardar en mi libreta de direcciones
40.45865696697999 , -3.7817656971646993
Estatua
Configuración pedestalPlinto prismático macizo de base cuadrada, con una placa metálica dorada en el ángulo derecho anterior de la cara superior, clavada en cuatro puntos (en los extremos de los ejes respectivos), con la inscripción en caracteres incisos pintados en negro: “LA MENSAJERA / PEDRO QUESADA / AÑO 2003”.
Material: Pétreo (caliza).
Dimensiones: 0,85 x 0,80 x 0,80 m.
Descripción formal

Esta escultura en bronce es, de hecho, una figuración entre el realismo y un imaginario ilusorio, expresa en la representación realista de una niña con un sencillo vestido y calzada con sandalias, peinada con cola de caballo, el torso inclinado hacia delante, las piernas ligeramente separadas, la cabeza levemente alzada y las manos juntas con las palmas en gesto de suave esfuerzo para inducir al vuelo a una supuesta e invisible paloma mensajera (el imaginario ilusorio) cuyo camino sigue con la mirada. La estatua posa sobre un pedestal pétreo apoyado en un recinto irregular, asimismo virtual, configurado por dos árboles y una serie de sillas de madera y metal que conforman un recoleto escenario en la plazuela en que se ubica el conjunto.

Dimensiones

1,30 x 0,40 x 0,65 m.

Materiales

Metálico (bronce).

Propiedad

Municipal.

Ficha en formato PDF

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar