Montaña Artificial del Retiro

Edificación singular

La Montaña Artificial es uno de los caprichos que el rey Fernando VII promovió en el Reservado del Parque del Retiro o zona que delimitó del uso público para su real disfrute y el de su familia. Las obras se iniciaron en 1817, siendo nombrado director de este jardín romántico Bernardino Berogán, incluyéndose en él diferentes edificaciones proyectadas por el arquitecto real Isidro González Velázquez, como la Casa del Pescador, la Casa del Contrabandista, la Casa del Pobre, la Casa Rústica o Persa, la Pajarera, la Casa de Fieras, el Embarcadero del Estanque Grande o esta “Montaña Rusa”, la cual ocultaba con vegetación diversa una gran bóveda ejecutada para cubrir una noria, aprovechándose su cima para la colocación de un templete, ya desaparecido, aunque se conserve la base, que servía de observatorio. Consistía éste en un curioso elemento, de rasgos orientales, y configurado por tres torres, una central de planta octogonal y dos cilíndricas en los extremos, unidas por una arquería que rodeaba y reproducía la geometría de la primera. A sus pies cuenta con una ría y estanque, que originalmente tuvo peces y gansos, y diversas cascadas, la principal con la parte superior adornada con la cabeza de un león de yeso. Conocida también como Montaña de los Gatos. Fue restaurada en los años ochenta, ubicándose en el interior una sala de exposiciones.

Autores

GONZÁLEZ VELÁZQUEZ, Isidro (Arquitecto y diseñador )

Fecha

1817

Galería de imágenes

Datos de localización y contacto

Montaña Artificial del Retiro
Dirección
Pº  Duque de Fernán Núñez,  MADRID 
Madrid
España
Barrio / Distrito
JERÓNIMOS / RETIRO
Guardar en mi libreta de direcciones
40.42110795674615 , -3.680557750730097
Descripción formal

Se trata de un montículo de planta orgánica pero centralizada, levantado sobre una bóveda de ladrillo de planta circular y sección oval y muros mixtos de este material y mampostería, en cuya coronación pendía una estalactita. Corredores radiales con bóvedas de cañón partían de la sala central, actual sala de exposiciones, subdividida en origen en diferentes dependencias de servicio, y concluían en grutas hacía la ría. La portada de acceso está constituida por tres vanos, los laterales apuntados y el central un arco de medio punto. Los primeros están enmarcados por un revestimiento cerámico, en el que se representan una sirena y un tritón, así como esbeltas fuentes laterales. Sobre el central hay una cartela de azulejería que indica: MONTAÑA / ARTIFICIAL / SALA DE EXPOSICIONES y encima un óculo, con un tondo cerámico alusivo a la Pintura. El entablamento cuenta con cinco cartelas, también cerámicas, con motivos marinos y pictóricos, en relación con los inferiores. Lo corona una construcción cilíndrica, muy deteriorada, que sería la base donde se levantaba el decimonónico templete y en la actualidad funciona como lucernario.

Dimensiones

15,00 x 20,00 x 20,00 m.

Materiales

Pétreo (arenisca), cerámico (ladrillo, azulejería).

Propiedad

Municipal.

Ficha en formato PDF

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar